Cuando la lluvia cae…

Hola de nuevo, han pasado muchos días desde que no posteo por las clásicas razones: fin de semestre, mucho trabajo, etc… y el colmo de los colmos, una espantosa lluvia que cayó en mi ciudad que la dejó paralizada desde las 5 pm del lunes 10 de junio.

En este momento estoy secando (literalmente) mi negocio, al cual le entro agua (igual, literalmente). Ahora pude encender la maquina y ponerme a pensar en los peligros que corri hoy.

Para empezar me aventé una caminata desde la casa de mi madre hasta el local. La distancia corta, 5 km de calles inundadas, aceras resbalosas y uno que otro baño por parte de automovilistas que no te respetan.

El balance fué bueno:

  • Solo me resbalé cuando dí un pequeño saltito para brincar un charco, dándome un santo “sentón” que me reacomodó mi espalda.
  • Otra cosa importante, un consejo que deben tomar cuando caminen en calles inundadas: caminen a mitad de la calle por el peligro de los cortos que provocan los postes de alumbrado publico. Si no me hubieran gritado hoy, a lo mejor pudiera estar en una lamina de la morgue.

En fín, como siempre les ofrezco una imagen no muy bien tomada, pero si ilustra el suceso.

Anuncios

2 pensamientos en “Cuando la lluvia cae…

  1. Los postes de alumbrado tienen una toma de corriente que se encuentra en la acera (a ras de piso). Generalmente algunos cables de toma de corriente están cubiertos de cinta aislante que no sirve de nada cuando el agua sube al nivel de la acera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s