La alegoría de la caverna de Platón

Platón es uno de los tres filósofos griegos que existieron en la edad antigua y que sentaron las bases de algo a lo que las personas llaman filosofía: la ciencia que explica la causa de cualquier suceso del mundo de las ideas y del mundo material.

El es famoso por una alegoría (metáfora) que describe el estado de los seres humanos, y claro, la podemos tomar como un relato para los que tienen pensado en predicar el software libre entre sus amigos, conocidos y desconocidos.

La alegoría de la caverna

En una gruta cavernosa permanecen unos hombres que son hechos prisioneros desde la infancia. Portan cadenas que les sujetan el cuello y las piernas, de forma que únicamente pueden mirar hacia la pared del fondo de la caverna y no pueden escapar.

Justo detrás de ellos, se encuentra un muro con un pasillo y, seguidamente y por orden de lejanía respecto de los hombres, una hoguera y la entrada de la cueva que da al mundo, a la naturaleza. Por el pasillo del muro circulan hombres cuyas sombras, gracias a la iluminación de la hoguera, se proyectan en la pared que los prisioneros pueden ver. Ellos pensaban que esas sombras producían los sonidos de voces humanas se escuchaban en dicha gruta.

Un día, uno de ellos logra librarse de sus cadenas y logra salir de la cueva. Su primer asombro es lo deslumbrante de la luz del sol. Después de eso, logra darse cuenta que las sombras que el veía en la pared no producían esos sonidos, sino que eran personas como el.

Ante esa nueva verdad, ahora el siente que sus compañeros presos todavía se alegrarian de oir estas buenas nuevas. Por eso entra de nuevo a la caverna y les cuenta lo que el vio. Lejos de que se alegrarán, sus compañeros le hacen caso omiso, dandole a entender que su unica realidad es que “las sombras producen los sonidos” y que si el los sacaba de la caverna, ellos lo matarían.

Bueno, refleccionando un poco dentro de nuestro mundo libre, tenemos varios puntos:

  1. La caverna es el estado de ignorancia en la que nos mantienen los sistemas operativos propietarios
  2. Las sombras en la pared significan la realidad que nosotros interpretamos por el estado de ignorancia en que nos quieren dejar.
  3. El prisionero que se escapa es el usuario que logra comprender lo que significa software libre.
  4. Los prisioneros representan a la mayor parte del mundo.

Teniendo en cuenta lo anterior, nos damos cuenta de la situacion actual del mundo. Hay muchos que no saben acerca de la verdadera realidad del mundo de las computadoras. Las empresas que desarrollan el software más “pirateado” han decidido dejarnos en esa ignorancia, propiciando que nosotros tengamos una realidad:

Debemos pagar por el permiso de usar el software a quien lo desarrolle, sin importar las condiciones que nos impongan. Y si no aceptamos, simplemente aplícale un serial o un crack.

La mayoría que llegan de Windows, se sienten deslumbrados y con un poco de miedo por las ventajas que ofrece GNU/Linux y sienten que otros pueden tener la posibilidad que significa tener libertad. Pero son pocos los que te escucharán y no te harán caso.

Espero que esto nos ponga a refleccionar un poco antes de predicar sobre las ventajas que ofrece cualquier distribución Linux. Esto no es para desanimar a los predicadores, sino para decirles a lo que se van a enfrentar, y hay que estar preparados.

Anuncios

4 pensamientos en “La alegoría de la caverna de Platón

  1. Estamos en el tiempo final en que la humanidad vera como unos hombres hemos salido de la caverna en que nos han sumido todas las doctrinas del mundo y buscaran por todos los medios acallarnos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s